Filtros

Por marca
¿Para quién?
Tipo de piel
Tono de piel
Tipo de cabello
Efecto
¿Qué cuidado?
¿Qué ingredientes?
Propiedades
Tratamiento específico
¿Qué color?
Tipo de maquillaje
¿Qué gama?
Certificados ecológicos
PAO

Información

Blog Search

Alkemilla



Alkemilla, vuelta al origen natural…

“Cuando imaginamos Alkemilla, nos dimos cuenta que…¡la naturaleza ya la había creado!”


Descubre los valores de Alkemilla y déjate seducir…


Alkemilla
es una marca italiana de reconocida trayectoria en ese país, y que se expande con la idea de ofrecer una cosmética ecológica, saludable y eficaz.



Alkemilla
emple...



Alkemilla, vuelta al origen natural…

“Cuando imaginamos Alkemilla, nos dimos cuenta que…¡la naturaleza ya la había creado!”


Descubre los valores de Alkemilla y déjate seducir…


Alkemilla
es una marca italiana de reconocida trayectoria en ese país, y que se expande con la idea de ofrecer una cosmética ecológica, saludable y eficaz.



Alkemilla
emplea en la elaboración de su cosmética y maquillaje extractos de plantas, aguas florales, así como ingredientes naturales provenientes de plantas de cultivo biodinámico, silvestre y ecológico. Incluyen emulsionantes vegetales eudérmicos, con propiedades antioxidantes naturales, tales como eucalipto, cítricos, lavanda y menta. Los tensioactivos ofrecen una excelente capacidad limpiadora, sin generar mucha espuma.



Alkemilla
tiene una política natural en la elaboración de sus cosméticos y maquillaje, manteniéndose al margen de la utilización de ciertas sustancias…. “Alkemilla dice ¡NO!”:

  • NO a las siliconas: empleadas con el fin de mejorar la textura de los cosméticos, sensibilizan la piel, cierran los poros, no tienen color ni olor,…Enmascaran los verdaderos problemas del cabello y de la piel, envueltos en una película de plástico. Con tantas propiedades “beneficiosas”, ¿te apetece seguir utilizando cosmética con siliconas? En el INCI los descubrirás con nombres como Dimethicone (PEG10 Dimethicone o Methicone).

  • NO a los acrilatos: sustancias compuestas por moléculas diferentes a las que forman la capa hidrolipídica de la piel, uno de sus cometidos se traduce en generar una película totalmente sintética entre nuestra epidermis y el ambiente. Este obstáculo evita que la piel respire, atrapa gérmenes y, de manera potencial, puede procurar reacciones alérgicas e irritaciones cutáneas.

  • NO a los derivados del petróleo: claro, si te lo escriben así, nadie se echaría la crema más cara del mercado en el cuerpo…pero, ¿para qué utilizar grasas derivadas de hidrocarburos del petróleo? Actúan como solventes, emolientes, sustancias funcionales, o para que transporten otros principios. El problema estriba en que pueden resultar potencialmente cancerígenas...En algunos casos es sencillo reconocerlos, Petrolatum, Paraffinum liquidum, etc.

  • No al EDTA: La preocupación de Alkemilla y las marcas de cosmética bio y maquillaje ecológico, se centran en los perjuicios potenciales para la piel al emplear determinadas sustancias, si bien sus principios son integrales en la defensa de un consumo sostenible, respetuoso con el medio ambiente y los animales. El ácido etilendiaminotetraacético recorre las tuberías de nuestros hogares a través de los desagües. En contacto con Mercurio y otros metales pesados, se licua, siendo absorbido por los peces, y ¡llevan esos metales a concentraciones hasta 5 mil veces superior a nuestras mesas! Habría que pensar detenidamente el efecto indirecto que esa sustancia “inocua” puede realmente ocasionar…

  • No a los BHT y BHA: parecen marcas de bicicletas, aunque son antioxidantes sintéticos, cuyo potencial riesgo es que pueden actuar como disruptores endocrinos.

  • NO al PROPILENE GLYCOL: retrasa  que la humedad de la piel se disperse, previene su evaporación, evitando que el producto se seque. También podemos encontrar Glicerina o PEGS, que dan la falsa sensación de ofrecer hidratación a la piel.

  • NO al SLS: geles de ducha, champús, y muchos productos de los baños de cualquier casa lo incluyen en sus INCIs (Sodium lauryl sulphate). Actúa como tensioactivo para bajar la tensión superficial del agua. Mucha espumita pero…potencialmente cancerígeno.

  • NO a los Parabenos: A día de hoy cualquier marca convencional, eco de la opinión de la sociedad sobre estas sustancias, incluye en sus embalajes la frase “Sin parabenos”. Con laboratorios tan potentes resulta un poco raro que se hayan dado cuenta tan tarde…La cosmética natural y ecológica certificada no los utiliza, ¡no hay necesidad existiendo conservantes naturales! Por ello, a diferencia de la cosmética convencional, las marcas de cosmética BIO no necesitan hacer campañas de marketing para limpiar su nombre…Estos conservantes los visualizarás con el nombre Ethyl-, Prophyl-, Buthyl- y Methyl- parabenos…¿Por qué se han hecho tan “famosos”? Actúan como disruptores endocrinos y, actualmente, centran las sospechas de ser cancerígenos.


¿Te gusta la filosofía de Alkemilla? ¡Claro! Alkemilla respeta los principios anteriores, teniendo como principales pilares:

  • El empleo de activos naturales.
  • El respeto medioambiental.
  • No a las pruebas sobre animales (¡Cruelty free!)


Alkemilla, una forma natural de cuidar la belleza. 

Más detalles

Alkemilla Hay 28 productos

por página
Resultados 1 - 24 de 28 productos
Resultados 1 - 24 de 28 productos