Filtros

Por marca
Tipo de piel
¿Qué cuidado?
¿Qué ingredientes?
Propiedades
Tipo de dermatología
Tratamiento específico
¿Qué gama?
Certificados ecológicos
PAO

Información

Blog Search

Lauralep



Lauralep, el retorno al origen del jabón de Alepo.

Disfruta de un jabón de Alepo con certificado ecológico, elaborado de manera tradicional, a base de aceite de oliva y aceite de bayas de laurel.


Lauralep, jabón de Alepo bio, receta original de Siria, certificado Ecocert.


Lauralep elabora un jabón de Alepo certificado bio, según la receta tradi...



Lauralep, el retorno al origen del jabón de Alepo.

Disfruta de un jabón de Alepo con certificado ecológico, elaborado de manera tradicional, a base de aceite de oliva y aceite de bayas de laurel.


Lauralep, jabón de Alepo bio, receta original de Siria, certificado Ecocert.


Lauralep elabora un jabón de Alepo certificado bio, según la receta tradicional, únicamente a base de aceite de oliva y aceite de bayas de Laurel. Lauralep garantiza que su jabón de Alepo no contiene aceite de palma.



La historia de la elaboración del jabón de Alepo de Lauralep está ligada a Akila, originaria de Siria, en la región de Lattaquié, quien, junto a su familia, fabricaba en el propio terreno los jabones de Alepo. Los elaboraban según la receta tradicional milenaria, sin utilizar los residuos sólidos resultantes de la extracción del aceite de oliva como sucede con las técnicas recientes.

En 2004, Lauralep nace en Chalon sur Saône (Francia) gracias a Akila con el objetivo de distribuir en Francia y los alrededores los jabones de Alepo fabricados en Siria por su familia.


Akila Mansour es el vivo ejemplo de cómo se elabora artesanalmente el preciado jabón de Alepo Bio. Se rigen por los métodos de fabricación tradicionales, al igual que el resto de familias sirias con anterioridad a la llegada de grandes industrias que prensan las olivas con los residuos y huesos.

Desafortunadamente, la crisis en Siria estos últimos años ha generado cada vez más dificultades para realizar los controles con Ecocert y supervisar toda la producción in situ. Por este motivo en 2017, Akila concluyó un acuerdo con Ecocert para poder transferir toda la producción en Francia, asegurando así los controles y, por ende, la calidad.   

La composición del jabón de Alepo es idéntica a la de su familia, Akila sigue optando por un aceite de oliva de calidad (primera presión) y el maravilloso aceite de laurel con su sinfín de propiedades para la piel. Además, sus jabones tienen el sello ecológico de Ecocert, garantizando una composición sana para el consumidor, así como un proceso de fabricación controlado.


Durante todo ese proceso artesanal en la elaboración del jabón de Alepo bio, no se emplean ingredientes de origen animal ni aceite de palma u otro que no sea el aceite de oliva bio y el aceite de bayas de laurel.

Los jabones de Alepo fabricados con aceite de primera presión tienen un color beige verdoso, oxidándose más lentamente que aquéllos que emplean otro tipo de aceite.



Todo ello se respalda por el compromiso adquirido por Lauralep de guiarnos por los criterios de un comercio justo y solidario.



¿Cómo distinguir un jabón de Alepo bio elaborado del modo artesanal?


Antes de 1950, todas las familias sirias elaboraban el jabón de Alepo únicamente a partir de aceite de oliva bio y aceite de bayas de laurel. Los aceites se obtenían por primera presión, no existiendo en esa época industrias capaces de prensar los residuos y huesos de las olivas.


Con el establecimiento de los franceses en Siria entre 1920 y 1946, los ingenieros adoptaron un procedimiento para extraer más aceite de oliva prensando los residuos de la primera presión con solventes. Esto hizo que las cantidades de jabón de Alepo producidas se multiplicasen exponencialmente.


Hoy en día, se tiene constancia de la toxicidad de determinadas sustancias que se mezclan con este tipo de presión, por ejemplo los huesos de la oliva.


Visualmente se diferencia en que el aceite extraído a partir de esos residuos es verde oscuro, que da el color habitual al jabón de Alepo. El color marrón exterior de los jabones es debido a la oxidación.


Por otro lado, el jabón de Alepo bio, a partir de aceites de primera presión, tiene un color beige verdoso y se oxidan muy poco.



La mayor garantía de que estamos ante un verdadero jabón de Alepo bio es la certificación por un organismo independiente, donde además del origen de las materias primas y el control del proceso de fabricación, se rigen por criterios de comercio justo y respeto a los animales y al medioambiente.


Lauralep ha adoptado el riguroso control del organismo independiente Ecocert para obtener la certificación bio de sus jabones de alepo y en la que se atestigua, entre otros datos, que:

  • Mínimo 95% de los ingredientes es de origen vegetal y natural.
  • Ausencia de parabenos, OGM, derivados de la petroquímica, etc.
  • No pruebas sobre animales.
  • Embalajes reciclables o biodegradables.
  • Mínimo de 10% del total de ingredientes orgánicos (certificación cosmética biológica).


Gracias a todas las virtudes que ofrecen los jabones de Alepo bio de Lauralep, a base de aceite de oliva y aceite de bayas de Laurel, están especialmente recomendados para el tratamiento de acné, psoriasis, eccema, costra láctea, piel seca, caspa,…



El jabón de Alepo bio certificado por Ecocert es una garantía para disfrutar de una higiene natural, saludable y tradicional. 

Más detalles

Lauralep Hay 7 productos

Resultados 1 - 7 de 7 productos
Resultados 1 - 7 de 7 productos